1940-1949

Nacido en el fragor de la batalla, el Jeep® 4x4 Go-Anywhere. Do-Anything.® surgió como un héroe para miles de soldados aliados en todo el mundo. Los vehículos Jeep civiles igual de heroicos de la década de 1940 establecieron firmemente la marca Jeep como líder indiscutido en tecnología 4X4.

UNA HERENCIA DE HÉROES


La icónica marca Jeep® es reconocida en todo el mundo, siempre asociada a libertad, capacidad y aventura. Cada vehículo Jeep tiene una historia única para contar, con una rica herencia que los conecta con los Willys MB originales. Nuestra historia es tu historia. Los propietarios de vehículos Jeep saben hace mucho que el lema Go Anywhere. Do Anything.® es una forma de vida, no solo un eslogan de campaña. Explora nuestra línea legendaria, luego crea tu propia historia eterna en un Jeep 4x4.

EL NACIMIENTO DE UN ÍCONO

WILLYS QUAD

1940

WILLYS MA

1941

WILLYS MB

1941-1945

JEEP® CJ-2A

1945-1949

WILLYS WAGON

1946-1965

CAMIONETA WILLYS-OVERLAND

1947-1965

JEEP® JEEPSTER (VJ)

1948-1951

JEEP® CJ-3A

1949-1953

WILLYS QUAD 1940

EL PRIMER 4x4 DE LA MARCA JEEP®


En junio de 1940, cuando la II Guerra Mundial se perfilaba en el horizonte, el Ejército de Estados Unidos solicitó ofertas de 135 fabricantes de automóviles para la fabricación de un "vehículo liviano para reconocimiento" de 1/4 de tonelada conforme a las especificaciones del Ejército. Sólo tres compañías respondieron —Bantam, Willys y Ford— pero en cuestión de un año crearon, en conjunto, los planos para un vehículo conocido en el mundo entero como el "jeep".

Willys-Overland entregó al Ejército de EE. UU. el prototipo del "Quad" (llamado así por el sistema 4X4 que tenía) en el Día del Armisticio (Día de los Veteranos), en noviembre de 1940. El diseño se completó en un sorprendente total de 75 días.

Sólo se fabricaron dos prototipos.

WILLYS MA 1941

EL JEEP® 4x4 PARA PRÉSTAMO Y ALQUILER


El Willys MA contaba con una palanca de cambios en la columna del volante, carrocería de corte bajo en los costados, dos grupos circulares de instrumentos en el tablero y un freno de mano en el lado izquierdo. Willys se esforzó por reducir el peso a 2,160 lb según las nuevas especificaciones del Ejército. Se acortaron las tuercas y los tornillos y se utilizaron paneles más livianos para lograr una versión más liviana del Quad. Los artículos que se eliminaron a fin de que el MA alcanzara ese objetivo se reinstalaron en la siguiente generación del MB, lo cual resultó en un peso definitivo de aproximadamente unas 400 libras por encima de las especificaciones.

Después de someterlo a arduas pruebas, a Willys-Overland le fue otorgado en julio de 1941 un contrato para la producción de 16,000 modelos MB revisados, a un precio por unidad de $738.74. Estados Unidos envió a sus aliados, Rusia e Inglaterra, la mayoría de los MA, bajo el denominado programa Lend-Lease (Préstamo y Arriendo). En la actualidad, el MA es el más raro de toda la fase de preproducción de los Willys y sólo se conoce la existencia de unos treinta modelos.

Las mejoras en el Willys MA por encima del Quad incluían: un freno de mano; ruedas de una sola pieza; aberturas de las puertas redondeadas; dos paneles de instrumentos circulares y una palanca de cambios montada en la columna de dirección.

WILLYS MB 1941-1945

FORJADO EN BATALLA


Es toda una leyenda: el ejército norteamericano pidió un vehículo... y se fue conduciendo un verdadero héroe. El Willys MB, cuyo espíritu se forjó en el fragor del combate y se templó con el calor de la batalla, plasmó su huella en el corazón de los guerreros luchando por la libertad. Intensos lazos emotivos se formaban a menudo entre un soldado y su "jeep" 4x4. El fiel MB se ganó un sitio en el corazón de cada soldado estadounidense, en cada zona de combate, en cada rol imaginable.

El robusto y sencillo Jeep® 4x4 se convirtió en el mejor amigo de los soldados, superado nada más por sus rifles. Hasta hubo un MB al que se confirió un Corazón Púrpura antes de enviarlo de regreso a casa. El general George C. Marshall, que durante la Segunda Guerra Mundial fue jefe del Estado Mayor del Ejército y posteriormente Secretario de Estado norteamericano, describió al Jeep® 4x4 como "la más importante contribución de Estados Unidos al armamento moderno". Ernie Pyle, el corresponsal de Scripps Howard durante la Segunda Guerra Mundial, dijo en una oportunidad: "Lo hacía todo. Iba a todas partes. Era tan fiel como un perro, tan fuerte como una mula y tan ágil como una cabra. Con frecuencia transportaba el doble de la carga para la cual se le había diseñado y aún así, seguía en marcha".

El MB inició una revolución en el uso de pequeños vehículos motorizados en el Ejército estadounidense. Casi instantáneamente, tanto los caballos como las motocicletas, lo mismo individuales que con carrito lateral, se volvieron obsoletos. El MB para todo propósito era impresionamente versátil. Se les podían adaptar ametralladoras calibre .30 o .50 para el combate. También se les modificó ampliamente para patrullaje de largo alcance en el desierto, quitar la nieve, tender cableado telefónico, o usar en aserraderos, como bombas contra incendios, ambulancias en el terreno de combate, tractores y, siempre que contasen con las ruedas adecuadas, para transitar sobre rieles.

Los MB podían aerotransportarse para despliegue rápido y eran, a la vez, lo suficientemente pequeños como para entrar en el interior de los planeadores que se utilizaron en el Día D de la invasión de Europa. Durante el transcurso de la guerra se crearon kits de operaciones en el terreno a medida para uso en la nieve y en el desierto, para vadear y para otros fines de combate.

Aunque el Willys MB no fue el primer vehículo de tracción en las cuatro ruedas, el vehículo Jeep que personificaba el lema Go Anywhere. Do Anything.® influyó en cada 4x4 construido con posterioridad. En Nueva York, el Museo de Arte Moderno incluye un Jeep 4x4 militar en su exhibición de ocho automóviles a los cuales se considera "una de las pocas expresiones genuinas de arte en máquina".

JEEP® CJ-2A 1945-1949

EL PRIMER VEHÍCULO CIVIL DE JEEP® (CJ)


El poderoso Willys MB surgió del caldero bélico listo para el servicio en época de paz. La legendaria bestia de trabajo de los soldados estadounidenses en la II Guerra Mundial fue transformada por Willys-Overland en un CJ, con la meta de poner a pastar a los caballos de las granjas.

Según Willys-Overland había 5.5 millones de granjeros en Estados Unidos, de los cuales más de 4 millones no tenían ni una camioneta ni un tractor. El resistente y versátil CJ-2A fue comercializado por Willys-Overland como "El caballo multifunción para la granja". Podía hacer la tarea de dos percherones de gran alzada, operando a una velocidad de cuatro millas por hora, durante 10 horas al día, sin que se sobrecalentase el motor. El CJ-2A "Universal" estaba destinado a prestar sus servicios a la agricultura y a la industria, en el mundo entero, de mil maneras distintas.

Willys-Overland también publicitó al CJ-2A como "Una potencia sobre ruedas", y así lo lanzó al mercado como un vehículo de trabajo al igual que una fuente móvil de energía. Se diseñaron una variedad de herramientas agrícolas e industriales para utilizarlos conjuntamente con una unidad de arranque a bordo. Un gobernador operado por fajas se controlaba desde el panel de instrumentos, lo que permitía regular de 1,000 a 2,600 rpm la velocidad del motor. A pesar del exceso de vehículos MB en el mercado de excedentes bélicos, las ventas fueron fabulosas.

La revista Popular Science ofreció premios en efectivo por dar "Ideas para la utilización de los Jeep en época de paz". El concurso estimuló la veta inventiva e innovadora de los estadounidenses. En poco tiempo, los vehículos Jeep® se utilizaron como plataforma para cientos de aplicaciones. Digno de destacar: de 1949 a 1964, se utilizó un vehículo Jeep completo o uno de sus chasis en todas las máquinas Zamboni® para pulir las pistas de hielo. En 1949, el Modelo A necesitó 10 minutos para hacer un trabajo que solía hacerse en hora y media.

Una versión sumamente modificada del MB, el CJ-2A 1945 (MSRP: $1,090) tenía el nombre "Willys" en relieve en ambos lados del capó y en el marco del parabrisas. Se ofreció al público con mejores amortiguadores, resortes y asientos más cómodos para que fuese más confortable, una transmisión revisada y caja de transferencia con relación de cambios que permitían remolque a baja velocidad y velocidad en carretera de hasta 60 mph, un embrague más sólido, mejor sistema de enfriamiento, una compuerta trasera, un neumático de repuesto montado en el lateral, faros delanteros más grandes, de 7 pulgadas, una tapa externa de combustible, una armazón reforzada para mayor rigidez y un limpiaparabrisas automático en el lado del conductor.

WILLYS WAGON 1946-1965

EL PRIMER STATION WAGON ESTADOUNIDENSE TOTALMENTE DE ACERO


La primera station wagon estadounidense fabricada totalmente de acero debutó en julio de 1946, como el modelo Jeep® Station Wagon 463, con acabado de pintura en tres tonos que simulaba el llamado look "woodie". El utilitario fabricado totalmente de acero, que no necesitaba de mantenimiento exterior, era resistente al clima, al desportillado y no producía los chirridos que caracterizaban a los antiguos "woodies". La compuerta trasera abatible de la camioneta era en verdad de avanzada para su época y a ella bien puede atribuírsele ser la originadora de las "tailgate party" (picnics alrededor del maletero del vehículo).

La mayoría de los station wagon de la época podían transportar láminas de madera contrachapada de 4x8 pies en posición horizontal; pero sólo Willys podía llevarlas en posición vertical. El interior, lavable, podía "¡Limpiarse tan fácilmente como el fregadero de la cocina!", se afirmó en Consumer Reports, edición de octubre de 1950, y se agregó que, "El Willys Station Wagon, si se la usa de la manera en que se supone, no tiene rival en su campo... es un vehículo de trabajo que hace bien su labor".

El Willys Wagon también estaba disponible en formatos comerciales: sedán para reparto, panel de reparto y utilitario de reparto, con los costados traseros cubiertos y puertas traseras verticales.

Cuando se le agregó tracción en las cuatro ruedas en 1949, la Willys Wagon se convirtió en la precursora de la Grand Cherokee (WK). El vehículo diseñado por Brooks Stevens se mantuvo en producción durante casi 20 años; un período mucho más extenso que el de cualquier otro vehículo estadounidense contemporáneo.

CAMIONETA WILLYS-OVERLAND 1947-1965

UNA CAMIONETA PARA EL AGRICULTOR MODERNO


En uno de los primeros comerciales se promovía a "Los nuevos camiones ‘Jeep’ como la novedad más relevante en el campo del trabajo mediano". Modelos de tracción en dos y cuatro ruedas se comercializaron originalmente para el agricultor moderno. La camioneta liviana de 118 pulgadas de distancia entre ejes constituyó el primer intento de Willys-Overland de diversificar la marca Jeep® más allá del vehículo de corta distancia entre ejes y guardafangos planos.

La camioneta Jeep se fabricó con modificaciones menores en los paneles de metal, hasta que las camionetas Gladiator la reemplazaron en la década de los 60.

Con la disponibilidad de modelos con tracción en dos o las cuatro ruedas, a la camioneta Jeep® se la podía dotar de una plataforma para camioneta o tipo baranda, con o sin cabina, o de chasis desnudo. Las camionetas de fines de la década de los '40 ya tenían tracción en las cuatro ruedas disponible, una función que no tuvieron las camionetas Chevy o Ford hasta 1957 y 1959, respectivamente.

La camioneta Jeep compartía muchos de sus componentes con el Willys Wagon, en particular el motor Go Devil, el "Super Hurricane" de 72 caballos de fuerza con culata en L de seis cilindros que se encontraba en los primeros modelos, y el motor "Tornado" que luego se instaló en versiones posteriores.

JEEP® JEEPSTER (VJ) 1948-1951

UN CONVERTIBLE JOVIAL Y DEPORTIVO


El Jeepster (VJ) fue el último vehículo de capota abierta estilo faetón producido por un fabricante estadounidense, que utilizaba cortinas laterales para protección contra los factores climáticos en lugar de ventanas. Brooks Stevens, el célebre diseñador de Willys-Overland, pretendía que el Jeepster fuese un vehículo deportivo estadounidense de bajo precio. Eventualmente, su precio llegó a aproximadamente $1,900, que para la época se consideraba increíblemente caro.

Comercializado como un vehículo deportivo, el rendimiento dejaba bastante que desear, lo cual se tradujo en bajas cifras de ventas. El Jeepster, a diferencia del CJ-2A, fue promovido como un vehículo idóneo para mujeres y graduados de universidad. Muchos conductores suburbanos utilizaban el Jeepster estrictamente como un vehículo para días "soleados", o segundo coche. Originalmente dotado con el motor "Go-Devil", en su momento se le instaló el "Hurricane" de seis cilindros y 161 púlgadas cúbicas, pero nunca se vendió con tracción en las cuatro ruedas.

Últimamente, el Jeepster se ha constituido en un vehículo coleccionable y se lo ha considerado un hito automovilístico. En 1971, la banda británica de rock glam T. Rex rindió homenaje al Jeepster en su exitoso álbum Electric Warrior en una canción homónima, "Girl, I'm just a Jeepster for your love".

JEEP CJ-3A 1949-1953

UN JEEP® CJ OPTIMIZADO


El CJ-3A es considerado por muchos como el precursor de los vehículos de recreación. Lanzado a fines de 1948, el CJ-3A era muy similar al modelo anterior, pero traía refinamientos superiores al CJ-2A que incluían: un parabrisas de una sola pieza con ventilación en la parte inferior y limpiaparabrisas dobles instalados en la parte inferior, una transmisión más resistente, caja de transferencia y un eje trasero más fuertes, Spicer 44-2. El CJ-3A se podía distinguir con facilidad del CJ-2A por su parabrisas de una sola pieza.